Celos patológicos


Una de las cosas más destructivas por las que puede pasar una pareja es por los celos.

Es un problema que no solo va a sufrir la persona que los tiene, sino que también lo hará quien los padece, y finalmente puede llegar a lograr el objetivo que pretende evitar, la ruptura de la pareja. Pero hay que tener claro y saber distinguir entre lo que son celos digamos que "naturales" y lo que son patológicos, pues los primeros son aquellos que todos sufrimos en algún momento ante el miedo de poder perder a la persona amada, antes el riesgo de quedarnos solos, o incluso ante situaciones que justificadamente nos hacen desconfiar, mientras que en el segundo caso estarían aquellos que no tienen ninguna justificación y que llegan a convertir la vida de quien los sufre en un constante estar pendiente de que hace, donde esta o como actúa nuestra pareja. Y hablamos de pareja porque, aunque este problema también aparece entre hermanos, no es sino en la pareja donde más aparece y con más fuerza.

El celoso tiene la idea, totalmente equivocada, de que podemos tener la posesión de la otra persona, que podemos poseerla y controlarla al igual que hacemos con nuestros bienes, por lo que el celoso sufre cuando piensa, que no ve, pues no tiene que ser real, que su pareja está actuando de manera que le pueda hacer pensar que prefiere, quiere o desea estar en otro lugar o con otra persona. El celoso pues, antes el miedo de perder aquello que quiere intentara controlarlo, sin ser consciente que, al contrario de lo pretendido, lo que estará consiguiendo es justamente algo bien distinto, y es conseguir que su pareja se aleje de él cada vez más.


Es entonces cuando habrá que actuar sobre ellos, precisamente para evitar llegar a ese momento de la ruptura. Estos celos pueden venir causados por problemas de Autoestima o incluso en menor medida de visión distorsionada de la realidad. Es un problema que tiene su solución, si somos capaces de aceptar que no podemos tener el control sobre todo y más aún sobre la otra persona. No es fácil, y ciertamente el celoso es una persona que sufre muchísimo, pero es un problema que se puede superar.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.