Enfermedades mentales de los padres incidirían en el autismo


Así lo determinó un estudio publicado hoy, que reveló que tener un padre esquizofrénico o una madre con problemas psiquiátricos aumenta casi el doble el riesgo de un niño de padecer ese mal.

"Nuestra investigación muestra que las madres y padres diagnosticados con esquizofrenia tenían alrededor del doble de posibilidades de tener un hijo con autismo", dijo Julie Daniels, de la University of North Carolina, quien trabajó en el estudio.

"También vimos mayores tasas de depresión y desórdenes de personalidad en las madres, aunque no entre los padres", dijo la experta en un comunicado.

El estudio de familias suecas con hijos nacidos entre 1977 y el 2003 se realizó comparando el entorno de 1.227 niños diagnosticados con autismo con el de casi 31.000 niños sin la enfermedad.

El detallado registro de salud sueco ofrece datos muy completos para estudios como éste. El autismo, caracterizado por problemas de interacción y comunicación social, o un desorden relacionado como el síndrome de Asperger afectan aproximadamente a uno de cada 150 niños en los Estados Unidos, según cálculos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

El Asperger es conocido como una torpeza social moderada. Nadie sabe qué causa el autismo, aunque los científicos apuntan a determinados genes y aspectos medioambientales como posibles factores.

Algunos activistas creen que las vacunaciones infantiles son también un factor de riesgo, aunque la mayoría de los expertos médicos lo consideran extremadamente improbable.

Tampoco se comprende bien qué genes son responsables de varias enfermedades mentales, según los investigadores, que publicaron su estudio en la revista Pediatrics, de la Academia de Pediatría de Estados Unidos.

"Estudios anteriores han mostrado una tasa más alta de desórdenes psiquiátricos en familias con niños autistas que en la población general", apuntó Daniels.

La asociación entre el autismo de un niño y la enfermedad mental de los padres era más fuerte con la esquizofrenia y menor cuando la madre sufría depresión o desórdenes de personalidad.

Se encontró poca relación entre el autismo y la adicción de los padres al alcohol o a las drogas, así como otras clases de enfermedades mentales.

No estaba claro si era significativo el hecho de que tener una madre, pero no un padre, con ciertas enfermedades mentales
aumentase el riesgo de autismo.

"Establecer una asociación entre el autismo y otros desórdenes psiquiátricos podría permitir a futuros investigadores centrarse mejor en los factores genéticos y ambientales que puedan ser comunes entre estos desórdenes", concluyó Daniels.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.