Los efectos del abuso infantil duran toda la vida


Así lo determinó un reciente estudio, según el que los adultos mayores que sufrieron abuso sexual o físico durante la infancia tienen peor salud mental y física que los que no lo padecieron.

"Los efectos del abuso infantil duran toda la vida. Se necesitan más estudios para comprender mejor las vías que conducen a esas nefastas consecuencias y los mecanismos para minimizar sus efectos de por vida", escribió el equipo dirigido por el doctor Brian Draper, de University of New South Wales, en Sydney.

Estudios previos hallaron una relación entre el abuso infantil y el deterioro de la salud física y mental en la edad adulta, pero existe poca información sobre cómo una historia de abuso puede afectar a los adultos mayores, comentó el equipo en el artículo publicado en Journal of the American Geriatrics Society.
Para investigarlo, los autores estudiaron a 21.000 hombres y mujeres de más de 60 años que participaban en un estudio sobre prevención del suicidio: el 6,7 por ciento de ellos había sufrido abuso físico infantil y el 6,5 por ciento abuso sexual.

Esos participantes eran un 35 por ciento más propensos a tener mala salud física y un 89 por ciento más riesgo de sufrir deterioro de la salud mental que los mayores sin antecedentes de abuso infantil.

Las personas que habían sufrido abuso sexual y físico durante la infancia eran un 60 por ciento más propensos a tener mala salud física y 2,4 veces más propensos a tener problemas mentales.
Las personas con antecedentes de abuso infantil eran más propensas a fumar, mientras que los que bebían excesivamente eran más propensos a haber sufrido algún tipo de abuso en la infancia.

El equipo halló también que las mujeres, pero no los hombres, que habían sufrido abusos durante la niñez, tenían más riesgo de tener problemas cardiovasculares.
"El control diagnóstico de rutina del abuso infantil en los adultos mayores mejora la salud, dado que existe evidencia a partir de estudios clínicos sobre mujeres con trastorno de estrés postraumático por abuso infantil de que la terapia cognitiva conductual puede aliviar el sufrimiento", destaca el equipo.

Según los investigadores, otras estrategias para mejorar la salud física y mental de adultos mayores que sufrieron abuso infantil son los programas comunitarios de educación, que demostraron reducir el sentimiento de soledad y el estrés.
También destacan los programas de modificación del estilo de vida hacia hábitos más saludables, como la cesación tabáquica, el ejercicio físico y la alimentación más sana.

Fuente: Reuters

1 comentario

Anónimo dijo...

Escribimos para invitaros a visitar nuestro nuevo blog contra las violaciones de los derechos humanos en los centros de menores:

www.centrosychicxs.blogspot.com

Viendo que tu blog es muy visitado por estudiantes y profesionales, creemos que es un tema que os interesa.
Un saludo!

Con tecnología de Blogger.