El caballo como psicólogo


La equinoterapia es una técnica terapéutica que usa a los caballos para la rehabilitación, integración y desarrollo físico, psíquico y social de quienes sufren alguna discapacidad, en un lugar abierto, natural, donde se estimulan sensaciones sonoras, táctiles y visuales.

“Las terapias ecuestres usan al caballo con el propósito de contribuir positivamente al desarrollo cognitivo, físico, emocional y social de personas con cualquier tipo de discapacidad”, dice María Eugenia Díaz, psicóloga clínica encargada del Centro de Psicología y equinoterapia Kej. La función específica del caballo es de tipo “co–terapeuta”, actuando como apoyo para el desarrollo de la personalidad del paciente. “Son terapias de recuperación que se efectúan mediante el apoyo de un animal, en este caso el caballo, siendo que este representa para ellos, ya bien una amenaza o una seguridad, depende del caso”, explica Díaz. Esta terapia inicia desde que la persona toma la decisión de realizarla. El que esta técnica se dé en un medio natural, potencia la interacción social y las relaciones humanas. La mayoría de personas reaccionan de manera positiva hacia los caballos.

Diego: un caso especial

“El caballo le da seguridad al paciente discapacitado”. Tal es el caso de Diego, quien padece de parálisis cerebral desde los tres meses. La terapia ecuestre le ha ayudado de forma que al montar sobre el caballo, estimula la parte inferior del cuerpo, calentando los músculos y haciendo que el niño tome conciencia de sus extremidades, a la vez que su columna vertebral mantiene un equilibrio. “Al principio, Diego montaba el caballo abrazado a él, sin sentarse, debido a que no era suficientemente fuerte para hacerlo. Después de tres años de equinoterapia, Diego se sienta correctamente sobre el caballo”, cuenta Franciso Reyes, padre del paciente, quien se dice haber sido escéptico a este tratamiento. La terapia además ha dado al niño un sentido de independencia, de valerse por sí mismo. “Adicional, Diego recibe una serie de terapias físicas que le ayudan a los músculos, así como terapia cognitiva”, indica Díaz.


No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.