Así nos expresamos, así somos


¿Sabía que al hablar está gesticulando inconscientemente con su voz? ¿ O que el mensaje que trasmite su entonación es incluso más importante que las palabras? Es sólo una de las recientes revelaciones sobre la fonación, que incluso puede determinar buena parte de nuestro atractivo sexual.

“Expresión acústica análoga”. Es el complicado nombre científico, para la capacidad humana de modular la voz de forma inconsciente de forma que proporcione un canal adicional de expresión que puede ser comprendido por otros individuos. En otras palabras: la capacidad innata de las personas de gesticular inconscientemente con su expresión vocal.

Descubierto en un experimento por científicos del Departamento de Psicología de la Universidad de Chicago, en EE.UU., este es un aspecto del lenguaje que nunca fue explorado y podría permitir entender la forma en que piensan las personas.

Los expertos pidieron a un grupo de personas que mirase pantallas de video con puntos y que describiera si los veía subir o bajar. Por otra parte esas personas, leían las frases “está subiendo” o “está bajando” sin observar ningún elemento visual. Se comprobó que cuando los participantes miraban cómo subían los puntos, se elevaba la inflexión de su voz mientras seguían la acción, y bajaba cuando lo hacían los puntos. Ocurrió lo mismo cuando leyeron las frases referentes al desplazamiento de los puntos.

En otro experimento, se observó que las personas que describieron el movimiento de un punto de izquierda a derecha hablaron más rápido cuanto más rápido se desplazaba el punto. Al reproducir las grabaciones de esas palabras, los oyentes pudieron determinar quién describía un punto que se movía rápido y quién se refería a uno que se movía con poca velocidad.

La voz tiene una decisiva implicación psicológica, puesto que “si de una comunicación entre personas quitásemos los gestos, las miradas, el tono de voz, la

velocidad de emisión de las palabras, la entonación, la resonancia, la proyección, etc., y dejásemos sólo las palabras en bruto, ¿qué porcentaje de la comunicación llegaría?”, señala el psicólogo Jesús Arcas Rau.

“Si alguien le dijera “te quiero”, sin sonreír, sin mirarle a los ojos, sin temblor en la voz, sin bajar el volumen de emisión, sin aproximarse a uno, ¿le creería?. Si alguien le dice “estoy bien” pero su volumen es bajo y cansino, y sus ojos muestran tristeza, ¿qué parte del mensaje creerá?”, prosigue el experto.

COMUNICACIÓN

VERBAL Y GESTUAL

Según el antropólogo Albert Mehrabian, del 100 por ciento de cualquier comunicación, sólo el 7 por ciento del significado se debe a las palabras que articulamos, el 38 por ciento lo aportan los elementos vocales como la entonación, proyección, resonancia y tono, y el 55 por ciento el lenguaje corporal: los gestos y posturas.

Además de nuestras emociones e intenciones, la fonación revela nuestra sexualidad, aunque no nos lo propongamos, de acuerdo a un estudio realizado en EE.UU., las personas de voz atractiva tienen más posibilidades de tener aventureras amorosas y tienden a ser más promiscuas.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Albany, invitó a 149 hombres y mujeres a catalogar el atractivo de una serie de voces grabadas. Las escogidas como más atractivas pertenecían a personas que se iniciaron sexualmente a una edad más temprana y con tendencia a ser más infieles. Además, se estableció que las voces atractivas pertenecían a hombres con hombros anchos y caderas estrechas y mujeres de caderas anchas y cintura estrecha.

Para el psicólogo Gordon Gallup, de la Universidad de Nueva York y coautor de este trabajo, “la calificación del atractivo de la voz está relacionada con la promiscuidad tanto en los hombres como en las mujeres, por cuanto, el sonido de la voz humana conlleva información sobre el status biológico de quien habla”.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.