Educación emocional: regular sentimientos para ser más feliz

Los especialistas creen que los jóvenes deben formarse en este campo. Ven desequilibrio emocional en los problemas de drogas o los accidentes de tráfico

MATUCHA GARCÍA. MÁLAGA Aprender a sentir las emociones y comprenderlas, que no controlarlas ni reprimirlas. La tristeza, los celos, la envidia o la culpa. Y, sobre todo, no temer a las consecuencias. "No hay que tener miedo a la ansiedad. El individuo debe descubrir que no va a morir y que no se va a caer al suelo. Hay que sentir esa emoción, atravesarla y descubrir que pasará y no ocurrirá nada". Es lo que se denomina inteligencia emocional.
Se trata de la habilidad para percibir, valorar y expresar emociones con exactitud. También se define como la comprensión de esos sentimientos o como la habilidad para regular las emociones promoviendo un crecimiento emocional e intelectual. La persona que descubre cómo percibirlas, comprenderlas y regularlas conseguirá acercarse un poco más a aquello que se denomina felicidad.
Estas son palabras de Pablo Fernández Berrocal, profesor de Psicología de la Universidad de Málaga y experto en inteligencia emocional en España. Es el coordinador del I Congreso Internacional de Inteligencia Emocional, que se celebra en Málaga desde ayer y hasta mañana viernes 21 de septiembre.

El congreso. De esta forma, Málaga será en estos días la capital mundial de la inteligencia emocional, que reunirá por primera vez a más de 400 especialistas en este campo de la psicología procedentes de 40 países. Abordarán desde diferentes disciplinas y enfoques de investigación aspectos teóricos, empíricos y aplicados de la inteligencia emocional y lo relacionarán con la salud, la educación o la empresa.
"Esto ha existido siempre, pero ahora se está asimilando en la sociedad occidental, que es fría e intelectual y que está dignificando las emociones y reconociendo la importancia que tienen", reseñó Fernández.
Se trata de aprender a regular las emociones, no reprimirlas sino canalizarlas. Para ello se llevan en práctica una serie de ejercicios, comenzando por lo más simple. "Es importante tener una buena percepción de las emociones porque si se falla en esto se falla en todo. Si una persona mira de forma neutra y yo lo interpreto como un enfado es un error", indicó.
Pero, ¿cómo afrontar la tristeza, la ansiedad o el miedo? Se utilizan técnicas de respiración y de relajación en general. Además, el individuo debe tener alguna estrategia que le produzca distracción ante situaciones intensas, que puede ser mental o física: deporte, pasear, trabajar. "Te peleas con tu pareja y él se va de borrachera y ella de reunión de amigas a darle vueltas al problema. Esta no es la solución. El conflicto sigue ahí", sentenció.

Niños. A juicio de este experto los niños de hoy día están teniendo muchos problemas como las drogas, embarazos no deseados o accidentes de tráfico. Estas circunstancias tienen que ver con un desequilibrio emocional. Por estos motivos aboga por que se incluya la educación emocional en la formación de los menores.

1 comentario

Carlos G.P. dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Con tecnología de Blogger.