La resiliencia: mucho más que sobrevivir





La evolución de los tratamientos del período de duelo. La influencia de los factores personales, familiares y culturales para superar la pérdida. Hundirse en el fango del duelo para salir fortalecido.

El análisis y tratamiento del período de duelo tuvo una significativa evolución en los últimos años. Los modelos tradicionales sostenían que se trataba de un proceso con un comienzo, desarrollo y final determinados. Negación, ira, resignación, depresión y aceptación fueron, con algunas variantes, las etapas clásicas que plantearon distintos autores en los últimos años.


Hoy, los nuevos conceptos destacan hasta qué punto los factores personales, familiares y culturales son fundamentales y ofrecen un perfil singular a cada duelo. “En realidad – afirma la licenciada en psicología Diana Liberman – el duelo implica un período incierto con un desarrollo que presenta altos y bajos”. En este marco, adquiere singular importancia el concepto de resiliencia, es decir la habilidad para afrontar situaciones de crisis y superarlas. “Resiliencia es mucho más que sobrevivir, resignarse o sobrellevar la carga. Tampoco es escaparse de la crisis, todo lo contrario, implica hundirse en el fango hasta lo más profundo del pozo y salir fortalecido de la experiencia. Es la facultad que permite, a pesar del dolor, seguir andando, volver a construir y continuar el camino” señala. La resiliencia se basa en el convencimiento de que la fortaleza individual y también la familiar pueden crearse a partir de la disposición del grupo para timonear la crisis repentina o la aflicción prolongada.

Por: Licenciada en psicología Diana Liberman



No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.