Blog de Actualidad en Psicología.

2 sept. 2007

La práctica continuada de juegos mentales desarrolla la inteligencia


El verano es un buen momento para desarrollar nuestra inteligencia. Pero los juegos mentales que se practican durante un corto periodo de tiempo no suponen un avance importante en el desarrollo de nuestra capacidad, sino que es necesario que estos ejercicios sean continuados, variados y realizados durante largos periodos de tiempo, según explica Buenaventura Deusedes, profesor de Psicología de la Universitat Abat Oliba CEU.

La inteligencia es un concepto complejo y difícil de definir. Existen diversos tipos de inteligencia -Inteligencias Múltiples según la denominación de Howard Gardner-, por lo que podemos desarrollar más unas determinadas inteligencias que otras, en función de lo que practiquemos física y mentalmente.

A la pregunta de qué juegos serían los más idóneos para practicar en nuestros ratos libres, y contribuir así al desarrollo de nuestra inteligencia (tipo sudokus, crucigramas, cubo de Rubrik, Brain Training, etcétera), Buenaventura Deusedes, profesor de Psicología de la Universidad Abat Oliba CEU, responde que todos pueden ser adecuados, siempre y cuando se realicen de una forma continuada y durante un largo periodo de tiempo.

Es difícil poder delimitar cuánto tiempo debemos dedicar y a qué juego para conseguir el desarrollo de alguna de nuestras inteligencias, bien sea intrapersonal, interpersonal, lógico-lingüística, lógico-matemática, abstracta o espacial, opina el experto. Por ejemplo, para aumentar nuestra capacidad mental (cálculo, memoria y habilidad social, entre otros), lo más recomendable son aquellos juegos que impliquen razonamiento, memorización, asociación ideativa, kinestesia, relación social, etcétera. Está comprobado que, con el ejercicio de juegos como sudokus, crucigramas, solución de problemas o análisis de situaciones prácticas, se potencia la rapidez mental, la memoria y el razonamiento, principalmente.

Pero hay que tener en cuenta que el potencial de desarrollo de la inteligencia viene a completarse en, aproximadamente, unos 20 años. Lo que hacemos después de este tiempo, mediante el aumento de conocimientos, el ejercicio y la experiencia, es afianzar, y sobre todo desarrollar la utilización práctica de la inteligencia aplicada a nuestras situaciones. Por lo tanto, sólo el ejercicio constante (unos minutos cada día) durante un largo periodo de tiempo (el cual dependerá de cada individuo) nos ayudará a conseguir un mayor desarrollo de nuestra inteligencia aplicada.

También es importante, alerta Deusedes, tener en cuenta aquellas actitudes negativas repetitivas, que limitan o disminuyen nuestra capacidad e inteligencia. Las drogas -incluido el alcohol- actúan destruyendo las neuronas cerebrales y pueden dar lugar a patologías mentales. También otras actividades, como acostumbrarse a enviar mensajes de móvil con palabras esquematizadas, interfieren en la calidad lingüística, disminuyendo la capacidad y expresividad aprendida.

En conclusión, Deseudes considera positivo realizar estos juegos cuando disponemos de tiempo libre, ya que seguramente a largo plazo consigamos obtener beneficios muy positivos. Pero además de estos juegos mentales, sería bueno intentar llevar una vida lo más saludable (físicamente) y lo menos estresante (psicológicamente) posible.



Share:

0 comentarios:

Nuevos Artículos

Recibir Novedades

Etiquetas

Archivo del blog