Blog de Actualidad en Psicología.

29 jul. 2007

Recomendaciones para prevenir estrés postraumático en temporada de lluvias


Mexico

La Secretaría de Salud Jalisco, tras los daños que dejó la lluvia que cayó en gran parte de la Zona Metropolitana de Guadalajara, no sólo se ha ocupado de aspectos de salud física, como el establecimiento de estrategias para prevención de brotes de enfermedades gastrointestinales y respiratorias, sino que está emitiendo algunas recomendaciones por parte del Instituto Jalisciense de Salud Mental (SALME), para evitar trastornos por estrés entre quienes viven este tipo de situaciones.

Adscrito al Departamento de Promoción y Prevención de SALME, el psicólogo Jaime Garza Bernal, señaló que ante sucesos como los ocurridos el pasado fin de semana, los habitantes de los lugares siniestrados “ven afectada la estabilidad de su vida general. El desastre afecta su economía, ritmo de vida y su salud mental”, dijo, para destacar que pueden sentirse confundidos en su pensamiento y tener dificultad para recordar episodios, y como consecuencia puede ocurrir que disminuya su interés y su participación en actividades que antes sí le interesaban, así como la sensación de desapego de los lugares o de las personas que forman parte de su entorno. Inclusive puede considerarse extraño para sí mismo y creer que lo que pasa no es real o que despertará del incidente, como de una pesadilla, para luego continuar con su vida como si la contingencia nunca hubiera ocurrido”.

Es común que quien vive una situación difícil sienta amenazada su vida y la de sus allegados, experimente nuevamente la situación traumática sin estar ante ella. “La persona se sorprende re-experimentando el evento, aún se encuentre ya a salvo, o hayan pasado días. Suelen tenerse pesadillas o sueños de angustia, se molesta si alguien habla de la contingencia o si le hacen preguntas directas al respecto”, explicó el especialista, para agregar que es frecuente también que se presenten dificultades para conciliar el sueño, y para concentrarse, desarrollándose igualmente episodios de irritabilidad.

De hecho, la respuesta ante el evento traumático puede convertirse en un trastorno mental en la mayoría de las personas dentro de los tres primeros meses después de la experiencia, aunque en otros, las señales de trastorno por estrés postraumáticos tardan años en manifestarse. “Gran parte de los afectados mejoran en seis meses, mientras que una de cada cinco personas puede tardar años en recuperarse”.

De ahí que el especialista haga algunas recomendaciones a tomar en cuenta ante este tipo de eventualidades:

1. Durante el incidente mantenga la calma, pida auxilio al 066, trate de buscar una zona de seguridad para usted y sus seres queridos. Recuerde que es más importante salvar la vida que los bienes materiales.

2. Después del incidente reúnase con sus seres queridos, familiares y vecinos involucrados en un lugar donde las autoridades indiquen que es seguro. Dígale a todos y cada uno los miembros de ese grupo que ya están a salvo (cuando así lo sea); que estarán ahí hasta que regresar a su casa sea seguro; que el atender a otras personas o bienes será tarea inmediata de las autoridades, y posteriormente de ustedes, cuando estén listos para hacerlo.

3. Todos, y principalmente los menores, necesitarán incrementar el contacto físico, así que recurra a la cercanía, abrazos y palabras de seguridad.

4. Acepte los síntomas propios y normales con que se responde ante un desastre.

5. Busque atención especializada en el 075 o en el 01 800 2274747, del Servicio de Intervención en Crisis del Instituto Jalisciense de Salud Mental de la Secretaría de Salud Jalisco.

6. Si el médico se lo recomienda, acepte el tratamiento como un factor de apoyo a su estabilidad emocional.



Share:

0 comentarios:

Nuevos Artículos

Recibir Novedades

Etiquetas

Archivo del blog