La tensión psíquica es un riesgo laboral


En estos  últimos meses se desarrollará un estudio sobre el grado de ‘burnout’. La investigación, para detectar el grado de afectación, se desarrollará en 60 psiquiatras de hospitales públicos. La idea es observar cómo repercute en sus vidas y salud el contacto con los pacientes que tienen enfermedades mentales.

Esto lo informó Patricio Jácome, del área de Salud Mental del Ministerio de Salud. El funcionario indicó que las personas con más de un trabajo tienen mayores riesgos de sufrir la fatiga.

Según Jácome, en 1997 se hizo un estudio en el Hospital Andrade Marín sobre la salud laboral de sus trabajadores. “El problema se registra en los servicios de emergencia y de cuidados críticos”.

En Ecuador, se toma en cuenta el factor psicológico como parte de los peligros del trabajo. Esto se establece en el Reglamento de Seguridad General de Riesgos del Trabajo del Seguro Social dictaminado en el año de 1991.

En esta normativa únicamente se menciona que los factores de riesgo son el sobreesfuerzo fisiológico y la tensión psíquica.

Según los médicos, la fatiga laboral o ‘surmenage’ se presenta cuando el sistema nervioso se altera a causa del cansancio.

La enfermedad afecta a todo el organismo, pero principalmente a las funciones cerebrales. De allí que es común la presencia de nerviosismo, ansiedad...

Pero también la masa muscular se contrae. Por ello es común los dolores del cuerpo y el cansancio.

El problema puede ser repetitivo, señala Oswaldo Jara, especialista en salud ocupacional.

Los especialistas señalan que existen diferentes tipos de fatiga.

Una de ellas es la fisiológica, producida por sobreesfuerzo físico; se recupera con el descanso. La patológica necesita tratamiento.

Otro tipo es la neurosensorial o perceptiva. Puede ser de tipo visual, auditiva, táctil y mental.

Los médicos consultados indicaron que en algunos casos, un paciente con fatiga crónica puede ser incluso hospitalizado.

Este trastorno causa entre el 50 y 60 por ciento de casos de ausentismo laboral, superado solo por las patologías de la espalda.

No viva en la oficina
Una persona no debe vivir para trabajar. Para no sufrir un surmenage tiene que acumular actividades agradables, que se gravan en su mente y lo mantienen relajado. Una es el deporte. También usar las vacaciones para cambiar de ambiente.

Si afronta fatiga crónica, con ansiedad y depresión debe tomar medicamentos.El psiquiatra Carlos Medina dice que sin tratamiento la depresión puede causar muerte neuronal, deteriora su calidad de vida psíquica.

Para el fisiólogo Hess, existe una explicación neurológica en el proceso de la fatiga. Se ubica en el centro de ésta, en determinadas áreas del diencéfalo (cerebro medio). Ellas emiten una disminución de la capacidad de reacción y una tendencia al sueño.


No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.