Más gente sufre aerofobia tras la crisis de los radares



Por Valeria Chavez / Infobae.com

Las personas que tenían el cuadro "latente", lo desarrollan, y quien ya tenía fobia ahora sufre ataques de pánico. Infobae.com consultó acerca de un tratamiento que la cura en ocho sesiones


Parece extraño, pero lo cierto es que una causa al parecer nada relacionada con la psiquis de una persona, como lo son las denuncias de que dos aviones prácticamente chocan por los problemas de radar y la polémica desatada al respecto, provoca miedo.


Así al menos lo aseguró la licenciada en Psicología Gabriela Martínez Castro, quien notó un incremento en las consultas. La profesional aseguró que la gente que no sufría la patología pero ésta estaba "latente", ahora tiene miedo, mientras que el que ya era temeroso desarrolló el cuadro de aerofobia, y el que ya tenía fobia padece ataques de pánico.Ocurre que de un tiempo a esta parte se instaló desde los medios –obviamente basados en la realidad- el miedo a volar debido a la falta de funcionamiento de los radares en el Aeroparque Jorge Newbery y en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza.


"Las personas que eran normalmente ansiosas o cuyos familiares viajan a menudo también experimentan un incremento en los síntomas", remarcó Martínez Castro, quien destacó que "lo peor es que no se le puede decir al paciente que el temor existe sólo en su mente, sino que el peligro es real".El cuadro tiene un tratamiento que permite disminuir los síntomas y que consta de ocho sesiones: "seis con la psicóloga, una con un piloto de avión y otra con un psiquiatra, quien hace una psico educación sobre los síntomas".


"En el caso de que la persona tenga mucho temor y esté obligada a viajar por cuestiones laborales o familiares, se le administra un ansiolítico", agregó la profesional a Infobae.com.Al ser consultada acerca de cómo es posible distinguir la ansiedad normal ante un viaje de una posible patología, Gabriela Martínez Castro informó que lo que se conoce como "ansiedad normal" es la que protege al individuo de determinadas situaciones para tomar recaudos, pero "no le impide desarrollar una actividad", en tanto hay síntomas como sudoración, temor a morir, vómitos, sensación de falta de aire, palpitaciones que sí tiene una persona que desarrolla un cuadro de este tipo y que le impiden –por ejemplo- entrar al avión (o lo hace con un costo muy alto a nivel subjetivo). Asimismo, una persona que tiene que indefectiblemente debe abordar un vuelo y percibe este temor puede someterse a una "sesión maratónica con psicólogo y piloto", la cual durará aproximadamente dos horas y en la que el profesional de la salud "psicoeduca al paciente y el piloto le explica detalles tendientes a disminuir el temor".


"El problema en nuestro país es que se supone que hay equipamientos que deberían funcionar y quizá no lo hacen de la manera correcta, por lo que movilizarse se convierte en un desencadenante de ansiedad en cualquier persona", consideró la profesional, especialista en Trastornos de Ansiedad.Tips para viajar "tranquilos"


• Prepare el equipaje con tiempo, para evitar estresarse

• Procure descansar adecuadamente antes del viaje

• Es aconsejable ingerir pequeñas y frecuentes colaciones de hidratos de carbono hasta tres horas antes del vuelo, dado que disminuyen el nivel de ansiedad (pizza, arroz, dulces, etc.).

• Evite mirar a través de la ventanilla. Esto podría aumentar la ansiedad

• Evite el alcohol y grandes cantidades de comida durante el vuelo.

• Camine cada tanto tiempo por el avión, para prevenir el "síndrome de la clase turista" (trombosis de los miembros inferiores)

• Trate de elegir la fila de emergencia para sentarse, dado que es la más amplia y la más cómoda. • Ante posibles turbulencias, coloque la almohada o una frazada doblada sobre el abdomen, y ajuste fuertemente su cinturón de seguridad, ésto disminuirá la desagradable sensación de los movimientos gravitatorios y antigravitatorios.

• Recuerde que la turbulencia no conlleva peligro alguno.

• Vaya al baño antes de abordar.

• Quítese lentes de contacto y utilice lágrimas artificiales

• Procure escuchar música relajante a través de los canales de audio de la nave.

• Lleve consigo elementos distractores, como libros, revistas, fotos, crucigramas o manualidades. • Use ropa cómoda y holgada, evitando el uso de tacones altos.

• Tome abundante líquido durante el vuelo: un vaso de agua por cada hora de vuelo, así se favorece la dilución de la adrenalina más rápidamente.

• Recuerde que los accidentes a aéreos no son siempre catastróficos, puede provocarse un aterrizaje forzoso sin consecuencias negativas para los pasajeros.

• Tenga en cuenta que los recursos de seguridad y salvamento en el avión, son numerosos.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.