Blog de Actualidad en Psicología.

24 may. 2007

El número de adictos al juego patológicos varones triplica al de mujeres


Las personas ludópatas se caracterizan por tener una dependencia emocional del juego y una pérdida de control, que interfiere en el funcionamiento de su vida cotidiana
Oviedo, 21 de mayo, (E.P.)

El número de jugadores patológicos (adictos al juego) triplica al de mujeres en España, según expuso la semana pasada en Oviedo el profesor titular de Psicología de la Violencia y Diversidad Humana en la Universidad de Oviedo, Francisco Javier Rodríguez Díaz. El profesor fue uno de los ponentes en el 'Curso de Inspección y Control Policial del Juego' que se ha impartido a agentes de la Unidad de Policía Adscrita del Principado de Asturias en Oviedo.

En su ponencia 'El perfil del jugador patológico', Rodríguez Díaz explicó que las personas ludópatas se caracterizan por tener una dependencia emocional del juego y una pérdida de control, que interfiere en el funcionamiento de su vida cotidiana, incluidas "distorsiones cognitivas", como el optimismo irracional y el pensamiento supersticioso.No obstante, y a pesar de que los últimos estudios demuestran que hay el triple de hombres jugadores patológicos que mujeres, señaló que estas "reconocen peor" la necesidad de un tratamiento.

El mayor grupo de jugadores patológicos se sitúa además entre los 18 y los 40 años, con un perfil que se corresponde con la clase media o media-baja. Añadió que, además, suelen existir antecedentes familiares de adicción, no sólo al juego sino a otras actividades o sustancias.

El mayor índice de adicción al juego se da entre varones, solteros y jóvenes. De hecho, el desarrollo de los problemas de juego, señaló Rodríguez Díaz, suele asociarse a acontecimientos vitales estresantes (separaciones, muerte, malos tratos) y a contactos tempranos (entre 10 y 12 años) con el juego y las apuestas.Un 76 por ciento de los jugadores patológicos tienen tendencia a sufrir algún tipo de desorden emocional, mientras que un 28 por ciento tiene depresiones recurrentes.

De hecho, el profesor puso un especial acento en las conductas de los jóvenes, señalando que los actos y los juegos actuales "nada tienen que ver" con los de hace pocos años, con los juegos de Internet, los móviles y las videoconsolas, por lo que los problemas van a ser distintos. De ahí que insistiese en la importancia de la educación para que los niños no cojan hábitos que les pueda perjudicar en el futuro, como por ejemplo el familiarizarse con sorteos y juegos de azar que en principio pueden parecer inofensivos.

Explicó que el "ansia por jugar", también denominado 'craving' (excesiva preocupación y deseo intenso de satisfacer la necesidad que se siente de llevar a cabo la conducta adictiva), es el primer síntoma de los ludópatas. Posteriormente, señaló que padecen una "perdida de control", que se traduce en el aumento del nivel de gasto y la incapacidad para detener su conducta. El "síndrome de abstinencia" de estas personas suele manifestarse en síntomas como la depresión, la irritabilidad, la agitación motora, las depresiones y las quejas somáticas.

Share:

0 comentarios:

Nuevos Artículos

Temas

Recibir Novedades

Etiquetas

Archivo del blog