Aplicación de la psicología a la arrancada de los velocistas


La lucha por alcanzar mejores tiempos en las carreras de 100 y 200 metros conlleva a la búsqueda de recursos que puedan contribuir a lograr un tiempo de reacción en la arrancada cada vez mejor en carreras de cortas distancias. 

Investigaciones de la Psicología Experimental han contribuido a este logro. Intentar la carrera perfecta. Atender cada uno de los detalles que conforma su ejecución para mejorarlo y perfeccionarlo tal como acortar el tiempo de reacción en el bloque de arrancada puede tener una incidencia de más de un 15% sobre el tiempo total de la carrera.

 En la forma que se encuentran los record actuales un error del 0.1% puede determinar el llegar a obtener una posición destacada en una competencia. El tiempo total empleado para realizar la carrera, denominado también tiempo de respuesta, se define como el tiempo que transcurre desde que suena el disparo hasta la llegada del deportista a la meta, tiempo cronometrado, e incluye el tiempo de reacción y el tiempo en que se efectúan los movimientos. Si mejoramos el tiempo de reacción, se acorta el tiempo final.

El tiempo de reacción es una de las variable psico-fisiológicas que se estudia de manera más extensa desde lo inicios de la Psicología. Wundt uno de los padres de la Psicología lo registraba en su laboratorio al inicio del siglo XX.El tiempo de reacción recibe también otras denominaciones tales como rapidez de reacción, velocidad de reacción y explosividad.

El tiempo de reacción podemos definirlo como el intervalo que transcurre entre la aplicación de un estímulo y la respuesta motora del sujeto, colocado en situación experimental. Incluye el tiempo de conducción nerviosa de entrada, integración y salida del sistema nervioso, tiempo que demora el impulso en llegar al cerebro, tiempo que emplea el cerebro en integrar la información y transmitir el impulso adecuado, tiempo que tarda en llegar el impulso a los órganos del movimiento y tiempo que se demoran éstos en iniciar el movimiento.

Es posible definir el tiempo de reacción como la cualidad que permite iniciar una respuesta dinámica lo más rápidamente posible como consecuencia de un estímulo perceptible.Una de las características del tiempo de reacción consiste en la respuesta voluntaria requerida del sujeto.Hay varios tipos de tiempo de reacción; aquí nos ocupamos del tiempo de reacción simple al sonido, específico de la arrancada, en la cual el atleta reacciona a un sólo estímulo, conocido por él, al igual que la respuesta o movimiento que debe efectuar.Una cuestión quedó clara para los psicólogos experimentales y es que el tiempo de respuesta ante un sonido se puede acortar de acuerdo con al aumento de la intensidad del sonido.

La explicación de este fenómeno se está desarrollando. La rapidez y amplitud de un impulso nervioso constituyen características más o menos fijas del tejido nervioso, y la velocidad de transmisión a lo largo de una fibra nerviosa no debe variar con la intensidad del estímulo. Probablemente, el hecho de que el tiempo de reacción sea más corto al incrementarse la intensidad del sonido sea resultado de una sumación espacial.Aprovechando estos resultados, hace unos años monte un electro cronometro a la pistola del juez de arrancada y un pequeño artefacto en la mano del sprinter para que luego del disparo y al levantar la mano parara el electro cronometro.

Sólo quedaba analizar la forma de incrementar la intensidad del disparo, lo que se consiguió por tres métodos. Mejorando el cartucho de salva, cambiando el revolver por un arma más potente y las otras ocasiones, colocando un embudo semejante al alta voces.Las mediciones iniciales del tiempo de reacción sin el aumento de la intensidad del sonido del disparo tenían como promedio resultados que oscilaban entre 190 a 200 milisegundos. Al introducir el sonido con un carácter mas intenso los resultados disminuyeron a 100 a 125 milisegundos.

Al realizar la experiencia con los velocistas la primera reacción de ellos fue conocer que tenían un potencial que no estaban empleando y esta creencia actuó sobre la mente permitiendo colocarse como meta una arrancada de más corta ejecución.

Esta vivencia permitió generalizar a las condiciones normales del disparo de arrancada en competencia la capacidad de una mayor rapidez.Por otra parte el sentimiento de una mayor eficacia produce un aumento de la auto confianza en el corredor y esto le brinda una mayor seguridad en la solución de acto motor.

Hoy día el perfeccionamiento en la selección de los atletas, la preparación minuciosa de cada requerimiento de la carrera demanda la intervención de todos los resultados científicos disponibles para alcanzar o romper un record. La apreciación de la ejecución de la carrera por el velocista le permite desarrollar un mejor rendimiento. Quizás sea poco conocido fuera del ámbito del deporte que la carrera a pesar de ser acto automático se realiza de manera consciente y en fracciones de segundos el corredor toma decisiones acerca de cómo debe acometer cambios en la aceleración de sus movimientos durante los diferentes segmentos de su ejecución. Valorar la posibilidad de una buena arrancada brinda una ventaja y un soporte psicológico importante para su ejecución.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.